Conceptos puntuales sobre accidentes de tránsito

Los accidentes de tránsito rara vez resultan ser una cuestión simple. Es muy habitual que el conductor culpable niegue la verdadera mecánica del incidente o que la denuncia, y el informe de la compañía aseguradora, difieran completamente de la realidad de los hechos.

El negocio de las aseguradoras de accidentes de tránsito es sencillo: ellas ganan dinero teniendo la mayor cantidad de pólizas emitidas -a la prima más alta que permita el mercado, al tiempo que limitan los pagos realizados a los accidentados, sea rechazando los siniestros o minimizando sus consecuencias. De allí que las compañías de seguros destinan múltiples recursos -equipos de abogados y liquidadores- a fin de reducir o negar indemnizaciones a las víctimas de accidentes de tránsito; por tal motivo es que es imprescindible que si sufrió un siniestro cuente con un equipo de abogados especialistas en accidentes de tránsito.

El derecho Argentino establece una responsabilidad objetiva. Esto significa que los titulares y conductores se presumen responsables de los daños producidos en el siniestro. Por tanto deben reparar los daños producidos al otro vehículo, conductor o sujeto. Solo se liberan demostrando que el vehículo fue utilizado en contra de su voluntad o por causa ajena.

En ese sentido, la responsabilidad de los titulares y conductores puede ser reducida o directamente excluida por la incidencia del hecho del damnificado o de un tercero en la producción del daño.
Además, la falta de acatamiento de las normas de tránsito, también será considerada a efectos de la determinación y/o distribución de la responsabilidad civil de los intervinientes en el accidente.

Peatones, motos y bicicletas, automóviles, transporte público… Sabemos qué hacer después de un accidente de tránsito, por eso, cuando usted nos elige, toda nuestra atención estará enfocada en asegurarnos de que la denuncia policial incluya la descripción adecuada del accidente de tránsito. Controlar con nuestros médicos legistas el diagnóstico médico y, cuando la lesión sea más grave de que allí se consigne, impugnarla en el momento oportuno. Negociar con las compañías de seguros el mejor acuerdo posible. Presentar una demanda si su reclamo de accidente de tránsito es rechazado o la compañía intenta pagar menos de lo que le corresponde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *